No llores por mí

Envidias eternas, vecindades inquietantes, complejos de ciudad

nollores01

Cartagena-Murcia, Oviedo-Gijón, París-Nueva York, Cádiz-Sevilla. Las rivalidades entre ciudades han existido desde siempre. No es nada nuevo. Vecindades inquietantes. Las relaciones conflictivas están llenas de envidias y de celos pero también de amor, de admiración, de competencia y esconden, en ocasiones; complejos de inferioridad y rencores no resueltos. Porque en realidad ¿quién no quiere en el fondo a su vecino/a?

“El mundo se divide en dos grandes partes: Sevilla y Cádiz” (Fernando Villalón)

Estas dos ciudades han convivido en la historia con rivalidades marítimo-comerciales (por la Carrera de Indias) y son hijas del mismo padre mitológico: Hércules. Sostiene el sevillano Antonio Burgos que “hay un proceso en la historia que desplaza de oriente a occidente el eje del comercio: Constantinopla, Venecia, Sevilla, Cádiz, La Habana, Nueva York, San Francisco, Tokio son las paradas y fondas de esta ley que en un momento engrandeció a Sevilla a costa de Venecia y en otro engrandeció a Cádiz a costa de Sevilla”.

Vamos a descubir cómo la rivalidad Sevilla-Cádiz es tan antigua como su existencia. A pesar de las diferencias culturales, climáticas y sociológicas hay demasiados elementos que las unen y al final la una no puede vivir sin la otra. Los enfrentamientos políticos, futbolísticos son más contemporáneos pero siempre hubo una tensa relación económica (como las escalas de los grandes buques cruceros) que llega hasta nuestros días.

Y lo vamos a demostrar con Carnaval. Las coplas han sido a los largo de años un testimonio de esta rivalidad. Hemos seleccionado varias coplas que reflejan la eterna vinculación entre las dos orillas. María Bernal, la muita, una artista joven de Puerto Real y con una voz increíble interpretará tangos y pasobles conciliadores de las Viejas Ricas (1884), de Paco Alba (1959), el Tio de la Tiza (1908) y de Manolo Rocha (1996). Y en la faceta más canalla un Gadita recalcitrante cantará conocidos cuplés ácidos contra el centralismo hispalense. Un historiador especialista en Carnaval de la Universidad de Cádiz nos explicará la rivalidad histórica de las dos ciudades

Y lo haremos con tres Vinos de González Byass: Un magnífico Blanco de Somontano, Viñas del Vero, El cream del carnaval, Solera 1847, y un tinto de la tierra de Cádiz Finca Moncloa.

La cata comprende:

  • Cata técnica de tres vinos de González Byass
  • Blanco Somontano Viñas del Vero
  • Cream Solera 1847
  • Tinto Finca Moncloa
  • Propuesta Gastronómica
  • Entrantes del 3×4
  • El mundo en dos partes
  • Envidias sanas
  • Dulces de Hércules
  • Intervenciones culturales y académicas
  • Música en directo